Foro con tu negocio

Información para tu empresa y de interés

La gameficación en la educación básica

La gamificación ha ganado cada vez más espacio en el ámbito educativo. Asociado de forma contextualizada a las prácticas pedagógicas, el uso de los juegos en la educación proporciona escenarios de aprendizaje motivadores , mediados por el desafío y el entretenimiento. 

Esta tendencia sitúa a los estudiantes como agentes en la producción de su propio conocimiento, potenciando y maximizando el aprendizaje. En este artículo explicamos qué es la gamificación y cómo se puede aplicar esta técnica en la Educación Básica para ayudar en la formación de los alumnos.

¿Qué es la gamificación?

Si antes estaban asociados exclusivamente al entretenimiento, en los últimos años los juegos se han incluido cada vez más en las actividades escolares. Ante los avances tecnológicos y las demandas tecnoculturales de las nuevas generaciones, el proceso educativo tradicional da paso a estrategias pedagógicas más divertidas y amenas.  

Es en base a los juegos electrónicos que surge la gamificación , término que proviene del inglés,  gamification . Esta práctica se refiere al uso de  los recursos y la lógica del  juego  para posibilitar experiencias que potencien el aprendizaje . Esto significa que, a través del juego, los alumnos pueden asimilar y asociar conocimientos de forma lúdica y divertida. 

Es importante aclarar que la gamificación es un concepto que no se restringe a jugar  , sino a pensar y actuar como en un juego. Es decir, aplicar elementos y mecánicas del universo de los juegos electrónicos en otros contextos. De esta forma, la construcción del conocimiento a través de la gamificación pasa por la estimulación, la interactividad y el uso de dinámicas de juego. 

¿Por qué utilizar la gamificación en la educación?

Los expertos clasifican la gamificación dentro de las metodologías de aprendizaje activo . Es decir, prácticas que fomenten el protagonismo del alumno, donde el alumno tome un papel activo en su aprendizaje. Los niños y jóvenes dejan de lado la postura pasiva del modelo clásico de enseñanza y se convierten en agentes de producción de su propio conocimiento.  

En este contexto,  la gamificación  surge como una corriente pedagógica que potencia y maximiza el aprendizaje, cambiando la dinámica del aula e impulsando la construcción del conocimiento . Haciendo uso de las características humanas naturales, como la socialización, la competitividad y la superación, los juegos en el contexto educativo  despiertan la curiosidad, mejoran el compromiso y motivan a los estudiantes de una manera divertida y desafiante.

Además, utilizar la lógica de los juegos como herramienta didáctico-pedagógica ayuda en el desarrollo de  habilidades socioemocionales.  Un juego puede provocar diferentes sentimientos, que se pueden trabajar para aumentar el repertorio emocional y conductual de los alumnos. Habilidades como la creatividad, la autonomía, la colaboración, el trabajo en equipo, la audacia y la persistencia se estimulan a través de la diversión y la mecánica del juego.  

Cómo emplear la gamificación en la educación básica

No importa la edad o la etapa de escolaridad, la gamificación trae resultados positivos para los estudiantes . Vale la pena recordar que hacer uso de la gamificación en el proceso pedagógico no significa utilizar exclusivamente juegos prefabricados, aunque son una de las alternativas. La propuesta es encontrar recursos y construir estructuras utilizando la lógica de los  juegos  para dinamizar el proceso de enseñanza-aprendizaje. 

Esta aplicabilidad puede darse en entornos virtuales, analógicos o mixtos  (aunque la esencia de la gamificación dialoga directamente con los juegos electrónicos),  variando según los diferentes propósitos pedagógicos.  Una de las formas más sencillas de introducir estas prácticas en la Educación Básica es pensar en sistemas que impliquen desafíos, dificultades crecientes y recompensas.  

La entrega de un determinado contenido de la materia, por ejemplo, puede transformarse en una actividad de descubrimiento, una misión, que agudiza y despierta la curiosidad de los estudiantes y les asegura espacios para correlacionar conocimientos con un propósito. Este contenido se puede presentar en forma de retos a cumplir, estimulando actividades colectivas para pensar colaborativamente a partir de pistas o consejos dados por el docente. A medida que avanzan en estos descubrimientos, los estudiantes ganan puntos, bonificaciones o insignias.  

En la  etapa de Educación Infantil , algunos juegos de colorear virtuales, por ejemplo, activan la coordinación motora, el conocimiento y la identificación de colores y dimensiones espaciales. Recuerda ofrecer premios como una forma de reconocimiento por la actividad realizada.   

En Elementary School – Early Years,  una búsqueda del tesoro puede estimular el aprendizaje de las primeras letras del abecedario . En los últimos años de la escuela primaria,  los juegos de matemáticas pueden ser el estímulo adecuado para que el aprendizaje sea divertido. 

En  la Secundaria , el estudiante ya es capaz de dar un sentido más concreto al uso de este conocimiento . En esta etapa, crear su propio  juego , en lugar de usar juegos prefabricados, puede ser una buena estrategia para involucrar a los estudiantes y asegurar el contenido. Es hora de ensuciarse las manos y encontrar soluciones creativas para explorar teorías y resolver cuestiones vestibulares complejas, por ejemplo. Más aún, crear espacios para el uso de tecnologías digitales para desarrollar proyectos reales y resolver problemas de la escuela, la sociedad y el mundo.

La gamificación en la Educación Básica se puede utilizar de diversas formas.  Vale la pena utilizar la dinámica de los juegos para integrar disciplinas, proponer nuevas formas de evaluación o fomentar fortalezas y superar dificultades individuales. Recuerda que, por la lógica de los  juegos , es necesario agregar valor a estos premios, logros y victorias. Asegúrese de establecer una  clasificación  de puntajes y fomente la sana competencia entre los estudiantes. Quién sabe, ¿tal vez un torneo entre salas hará que la experiencia sea aún más interesante? 

La educación en los nuevos tiempos 

En las últimas décadas, las prácticas docentes han venido experimentando una reestructuración ante las intensas demandas de  los estudiantes  de una nueva generación, conocidos como nativos digitales. Es necesario enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje, construyendo ambientes atractivos y desafiantes que estimulen a los estudiantes en su búsqueda del conocimiento. 

El uso de elementos de juego en la educación aparece en este escenario como una práctica que favorece el aprendizaje proactivo y exploratorio, potenciando el pensamiento científico, crítico y creativo de los estudiantes. La gamificación en la Educación Básica , asociada de manera contextualizada a las prácticas pedagógicas, se presenta como una herramienta muy poderosa para motivar e involucrar a los estudiantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje . 

De esta forma, para estar al día de los avances y necesidades educativas contemporáneas, no basta que el educador tenga dominio de los contenidos o buena didáctica. Es necesario que el profesorado acompañe el proceso de modernización de la educación , con una formación y  actuación profesional acorde a los nuevos tiempos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies